9 Maneras de organizar tu cocina para no comer en exceso

Cómo no comer en exceso

Imagen recuperada de «unsplash.com»

A veces, la fuerza de voluntad no lo es todo. Tal vez te suene un poco desalentador, pero seguramente te ha pasado que entre más intentas controlar un hábito, más difícil es reprimir tus impulsos en otro.

Lo anterior se vuelve mucho más cierto cuando hablamos de comida. Si logras organizar tu cocina, podrás dejar de comer en exceso sin problema y tendrás la fuerza para resistirte a los antojos.

1.      Elimina el desorden

¿Qué tiene que ver limpiar el desorden con comer en exceso? Más de lo que crees. “Si tienes pocas cosas, tiendes a ser más feliz y esto definitivamente aplica con el número de bocadillos en tu mesa”, afirma Janine Adams, dueña de Peace of Mind Organizing, su propia empresa de organización.

“Entre menos botanas lleves a casa, habrá menos tentaciones, menos desorden, y podrás guardar la comida con mayor facilidad. Cuando asignas un lugar específico para alimentos, puedes ver lo que ya tienes y evitas comprar doble”.

2.      Oculta las tentaciones y aprende a organizar tu cocina

tazón de dulces en la cocina

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Investigadores de la Universidad Cornell, quienes estudiaban la relación entre la tentación y los alimentos, descubrieron que las personas comen menos dulces si estos se encuentran en recipientes opacos en vez de claros. Además, comen aún menos si saben que tienen que ir por ellos a otra habitación.

¿Moraleja? Si ves comida, te la comes. Guarda los dulces, chocolates y demás en tazones oscuros o, mejor aún, mantenlos en sitios apartados. Para compensar, consiéntete con alimentos frescos y saludables, como las frutas, y exhíbelos en un hermoso tazón transparente en lugares a la vista, como la mesa del comedor.

3.      Saca tu mano de la caja

Todos hemos comido de forma inconsciente una bolsa de frituras hasta acabárnosla. O hemos devorado un pastel o medio litro de helado poco a poco y sin darnos cuenta. “No comas directamente de la bolsa o del empaque”, dice Barbara Reich, dueña de Resourceful Consultants.

La también organizadora profesional recomienda servir en un plato lo que sea que vayas a comer. Esto te permitirá medir el tamaño de tus porciones, degustar la comida y saciar tu apetito con menores cantidades.

4.      ¿Cuál es el tamaño de una porción?

¿Sabes cuán pequeña debe ser una porción de cereal? Probablemente no. Muchos de nosotros nos servimos dos o tres veces más de lo debido sin notarlo. Puedes aprender cuál es el equivalente a una porción si lees las etiquetas nutricionales. Según Adams, si pesas y mides la cantidad exacta que debes de consumir de cada alimento y luego los guardas en prácticos contenedores como bolsas o envases pequeños, comerás sólo lo necesario y sabrás cuándo parar.

Porciones medibles y equilibradas

Imagen recuperada de «pixabay.com»

5.      Usa platos más chicos

De la vista nace el amor. Un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades reveló que la gente come inconscientemente más cuando se le ofrecen porciones grandes.

Entre más le quepa al plato, es más probable que lo llenen y se terminen todo lo que se sirvan. Así que cambia tus tazones y recipientes grandes por unos estilizados y de menor tamaño, incluso para tus comidas más simples.

Aunque definitivamente es un truco mental, comer en una vajilla con platos chicos satisfará tu hambre con menor cantidad de alimento.

6.      Coloca la comida sana al frente y en el centro

Diversos estudios han demostrado que cuando las personas tienen hambre optan por comer lo primero que ven. Evitarlo es muy simple al organizar tu cocina: “Asegúrate de que las opciones saludables se encuentren en la parte delantera del refrigerador”, dice Reich.

Una idea para hacerlo es rebanar tus verduras de temporada y guardarlas en contenedores sellados al vacío. Colócalas a la altura de tus ojos para que cuando te dé hambre, sean lo primero que quieras agarrar; así te resistirás sin problema a buscar la cena llena de calorías que ordenaste la noche anterior.

7.      No caigas fácilmente

Si realmente quieres un postre, nada se interpondrá en tu camino para conseguirlo. No obstante, si guardas tus golosinas, pasteles, botanas y chocolates en la repisa más alta de tu alacena, esa que sólo puedes alcanzar con ayuda de una escalera, no probarás ni un bocado por accidente.

Reorganiza tu despensa y coloca las mayores tentaciones en un lugar difícil de alcanzar”, sugiere Debbie Sardone, autora experta en limpieza. “Mantén los bocadillos saludables, como semillas, frutos secos y barras de fibra, siempre al alcance de tu mano y en lugares visibles”.

Repisas de cocina organizada
Imagen recuperada de «pixabay.com»

8.      Es hora de un buen especiero

Las hierbas y especias dan sabor sin calorías, así que consiéntete con un nuevo especiero y llénalo de tus opciones exóticas favoritas.

La canela, por ejemplo, endulza y te ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre; asimismo, las especias aromáticas le dan un gran toque a tus platillos sin aportar grasas.

Un buen especiero, ya sea de bambú o de metal y varios niveles, no sólo se verá atractivo y moderno, además facilitará tu forma de cocinar al poder elegir entre varias especias diferentes en un mismo lugar.

9.      Diviértete con un «juguete» nuevo

Cocinar se trata de hacernos sentir bien. Con los utensilios correctos para tener una alimentación saludable, como batidoras manuales, exprimidores, ollas de cocción lenta y freidoras sin aceite, vivirás una experiencia divertida y placentera, no de privaciones.

Mantén tus prácticos juguetes nuevos en un lugar accesible para que te animes a probar recetas nuevas. Tanto tu cuerpo como tus papilas gustativas te lo agradecerán.

¡Organizar tu cocina nunca fue tan fácil!
Con unas cuantas modificaciones, te verás y sentirás mejor en poco tiempo. ¿No crees que vale la pena el esfuerzo?

Comiendo en la cocina

Imagen recuperada de «giphy.com»

Traducido por Amparo Arévalo.

Te recomendamos leer: Guía para no subir de peso durante las fiestas navideñas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.