Arma una mesa verdaderamente funcional para tu cena navideña

Cómo poner una mesa en navidad

Imagen recuperada de «shutterstock.com»

Sabemos que Santa no es el único que ya se está preparando para la noche del 24 de diciembre. Para ayudarte un poco a que tu cena sea todo un éxito sin que tengas que batallar tanto, te ofrecemos una lista de tips para que tu mesa de cena navideña se vea increíble y al mismo tiempo puedas sacarle el máximo provecho para facilitarte todo el proceso de servir y limpiar, porque parte de poner una mesa funcional implica que recogerla sea igual de práctico.

Considera las siguientes preguntas:

¿De qué tamaño es tu mesa?

¿Cuántas personas estimas que van a llegar a cenar?

¿Cada quién va a traer un platillo o sólo complementos?

¿Qué tipo de bebidas se servirán?

Las respuestas te ayudarán mucho en la planificación de la velada.

Los tazones son tus mejores amigos

Piénsalo así: es más fácil tener todo a la mano que tener que estarte levantando y yendo a la cocina porque alguien quiere más puré y la olla sigue en la cocina.

Mejor, utiliza tazones de distintos tamaños para servir todo tipo de guarniciones y salsas, así tu única preocupación será cómo acomodar todo para que tus platillos favoritos queden cerca de ti.

Si tu set incluye tapas o tienes algunas adicionales de silicón que son ajustables, guardar los sobrantes será aún más sencillo.

Lo más grande no siempre es lo ideal

En este tipo de situaciones, el tamaño sí importa. Está bien guiarse por la capacidad, en especial si vas a cocinar para muchas personas, pero también debes fijarte en cuántas ollas, refractarios, tazones, canastas para el pan y platos vas a poner y en dónde.

Por ejemplo, puedes intentar preparar varias lasañas pequeñas en vez de una gigante. Tal vez requiera más esfuerzo a la hora de cocinar, pero podrás ahorrar espacio en tu mesa para la cena navideña, sin que quede todo amontonado y sea difícil de servir. Además, guardar todo en el refrigerador no será tan complicado.

Una mesa extra puede salvar tu cena

Aunque hiciste una lista de invitados y pediste que todos confirmaran a tiempo, suele pasar que llegan más personas de las que esperabas, lo que implica menos espacio disponible.

Ahórrate dolores de cabeza y movimientos innecesarios con un par de mesitas auxiliares que te servirán para sentar a más gente o para formar un mini buffet al combinarlas con una chafer. Así, todos se podrán servir a su gusto la deliciosa cena navideña que preparaste y sentarse juntos en la misma mesa.

Cuidado con los objetos calientes

Antes de que esté todo caliente y listo para acomodarlo, es tiempo de que coloques tus protectores de superficies para no dañar tu mesa o mantel con tus ollas, sartenes y refractarios recién salidos del fuego.

Así podrás asignarle un lugar a cada cosa para evitar accidentes y derrames. También ahorrarás tiempo y no tendrás que estar corriendo para buscar tu tabla para cortar o el trapo cuando algo ya se esté quemando.

De paso, no olvides tener a la mano tus manoplas o agarraderas para sacar tus refractarios del horno, para mover tus ollas o checar el pavo.

Tus mejores utensilios para esta ocasión

Antes de que te asustes, no estamos hablando de que necesitas usar utensilios finos de plata con acabados de espejo, a menos que quieras impresionar a tus invitados.

Nosotros te recomendamos utilizar unos utensilios de silicón, sobre todo si tu tía va a llevar su guisado en la cacerola especial de la abuela y no queremos que estalle una guerra porque se rayó. Pero en especial creemos que son perfectos para sacar hasta el último bocado de cada platillo.

La ayuda que siempre se necesita

Sería bueno que tuvieras cubiertos extra en un frasco o vaso para poder acceder a ellos más fácil y rápido. Si no es para el café, es para el postre, la salsa o el relleno. Nunca están de más y siempre se agradece tenerlos a la mano.

En caso de que lleguen invitados inesperados, tendrás todo listo para recibirlos sin tener que levantarte a lavar trastes a mitad de la cena para que puedan usarlos.

Cuando sea hora de recoger, ponlos de nueva cuenta en el frasco, de este modo podrás transportarlos y ponerlos a remojar sin ocupar tanto espacio en tu fregadero.

Y para el centro de mesa…

Si se trata de aprovechar el espacio y hacer que todo sea un poco más accesible, una base giratoria o Lazy Susan es justo lo que estás buscando. Escoge el tamaño que se adecue mejor a tus necesidades, así como el material que combine o resalte tu decoración.

Antes de que pienses que no es funcional porque tu mesa no es redonda, toma en cuenta lo útil que sería colocar todas las guarniciones, servilletas, cubiertos y más de forma que cuando alguien quiera algo, sólo tienes que girar la base para alcanzarlo.

Además, podrás aprovechar el centro para poner un bello adorno que nutra el ambiente navideño, y que los acompañará durante toda la cena.

Centro de mesa para navidad

Para el vino, pan y demás

Algunos consejos rápidos de último minuto: un enfriador de acero inoxidable para una botella de vino es ideal para poner un vino tinto afrutado o blanco espumoso a enfriar en lo que se sientan a cenar, y para no quedar mal, revisa que tu sacacorchos esté listo y funcionando.

Asimismo, un cuchillo eléctrico es muy útil para ahorrarnos el esfuerzo de cortar la carne o el pan. Sólo recuerda tener lista tu tabla para cortar y/o una canasta de pan.

Cena navideña

Imagen recuperada de «giphy.com»

Menos es más. Deja de preocuparte porque no tener  platos decorativos para crear una linda presentación. Lo más importante es que puedas pasar un rato agradable en compañía de tus amigos y seres queridos sin estresarte de más por decorar.

¡Suficiente vas a tener con limpiar, cocinar y arreglarte!

Te recomendamos leer: 9 maneras de organizar tu cocina para no comer en exceso

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.