Esta es la carta que tu gatito les escribió a los Reyes Magos

Accesorios para gatos

Imagen recuperada de «shutterstock.com»

Queridos Reyes Magos,

Como ya sabrán, este año fui un minino ejemplar. No sólo dejé que los humanos me acariciaran, me cargaran y me besaran tanto como quisieron, sino que no opuse tanta resistencia cuando me forzaron a posar para sus fotos en su Instagram, aunque ni siquiera sé qué es eso.

Sí, es cierto que los rasguñé en varias ocasiones, pero es su culpa por no escucharme cuando les dije que me dejaran en paz. Y bueno, sí vomité en la alfombra una o dos veces… no pude resistir la tentación de comer algo del pasto del jardín.

A pesar de todo, llevo una buena relación con estas personas. Ellos me dan de comer, me miman y me dejan dormir en donde quiera y, a cambio, yo les regalo el placer de disfrutar de mi presencia.

Reyes magos, les escribo esta carta, porque considero que me merezco unos cuantos presentes por mi excelente comportamiento, sobre todo después de aquella odiosa visita al veterinario para desparasitarme, ¿A quién se le ocurre?

Primero que nada, me gustaría tener mi propio rascador, uno enorme donde pueda escalar a contemplar toda la sala y el comedor. Los humanos ya no me dejan subir al refrigerador y me prohibieron afilar mis hermosas garras en el tapiz del sofá. Está bien, no quiero escuchar más gritos ni absurdos reproches, podemos llegar a un acuerdo siempre y cuando tenga una alternativa.

Rascadores para gato

Imagen recuperada de «shutterstock.com»

Pelusa, la gatita que vive al lado, me contó que a veces aparece de repente un punto rojo que se mueve por todos lados. Dice que nunca lo ha podido atrapar pues tan pronto como le pone una pata encima, se desvanece. Cuando le comenté que nunca lo he visto, se burló de mí. Quisiera ver ese punto rojo y atraparlo, así le enseñaré a no meterse conmigo y le demostraré que soy mejor cazador que ella. (Pelusa jura que una vez atrapó un colibrí, pero lo dudo.)

Láser para gatos

Imagen recuperada de «giphy.com»

Aunque ustedes son los Reyes Magos y saben todo lo que pasa en el mundo, en esta carta, también me gustaría contarles que cuando los humanos salen de casa, me dejan encerrado todo el día. No me gusta estar así pues me siento solo y me aburro. Según ellos, lo hacen por mi bien para que no me pierda ni me lastime, pero qué podría sucederme en el patio.

En fin, ya tuvimos una larga discusión, aunque no me permitieron explicarme porque me interrumpían con besos y caricias, y el caso es que no puedo salir a menos que haya alguien que me cuide. Entonces quisiera una de esas camas que se ponen en la ventana, así podría tomar el sol y ver hacia la calle. Es buena alternativa porque la gente que pase podrá admirar mi belleza, así sus días serán más alegres.

Imagen recuperada de «shutterstock.com»

Como ya les dije, me aburro mucho cuando me dejan en casa. Los fines de semana aprovecho para asolearme, olfatear lo que vea y correr mucho, pero los otros días nada más puedo dormir y comer. No estaría mal que me trajeran algunos juguetes, sobre todo esos que se mueven solos, así me mantendría entretenido y quizá se me quitarían las ganas de romper el florero que está en la mesa de centro.

Jueguetes para gatos

Imagen recuperada de «shutterstock.com»

Bueno, si este año no me he subido al árbol de Navidad, es para que no tengan excusas y me traigan todos esos regalos. Claro que hay algo más que quisiera pedirles. El otro día vino de visita un gato que no tiene nombre ni hogar. Es insólito, ¿no?, ¿cómo una criatura tan majestuosa y perfecta no puede encontrar una familia humana que lo adore como se merece?

Me dijo que la pasa mal, que no se acerca a las personas por miedo y que se tiene que esconder todo el tiempo de otros animales y de los carros, así como buscar refugio de la lluvia y el frío.

Tomé un poco de mi comida y se la di, le enseñé algunos trucos para que pudiera cazar mejor y después se fue. Me di cuenta de que soy un felino afortunado por no padecer hambre ni sed, a pesar de ser un poquito malcriado. Si quieren, Reyes Magos, no me traigan nada de lo que he pedido en esta carta y asegúrense de encontrar una familia para todos los gatos del mundo, yo me conformo con las cajas de cartón que siempre me traen mis dueños.

Gatitos de la calle

Imagen recuperada de «shutterstock.com»

Pero bueno, eso se los digo a ustedes en secreto, no vayan con el chisme a nadie porque me quedo sin cama y sin juguetes. Además, tengo una reputación que mantener, ¿Qué pensaría Pelusa si supiera que me puse tan sentimental? Espero no tener que averiguarlo, se los advierto.

Por la noche me quedaré en la sala, por si quieren acariciarme.

Atentamente,

Micho 🐱

P.D. Por cierto, mi familia no cree que yo haya sido capaz de romper la maceta de la entrada porque era muy pesada, pero sé que ustedes vieron todo. No lo tomen en cuenta a la hora de cumplir mis órde… digo, deseos.

Te recomendamos leer: Esta es la carta que tu perrito le escribió a Santa

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.