Estos son los productos que debes tirar para tener una alacena limpia

Cuando se trata de hacer una limpieza en toda la casa, la alacena es el último lugar en el que pensamos. Es normal,  a pesar de que es un espacio importante en nuestra cocina, pues nos ayuda a conservar los alimentos secos en buen estado, no solemos ponerle mucha atención porque no se ensucia tanto como otras áreas.

Es momento de dejar este mal hábito y tener tu alacena limpia. Si no lo haces, dejarás en el olvido ciertos productos y se echarán a perder. No nos podemos dar el lujo de tirar comida. Ciertamente, hay unas cosas que sí podemos dejar por más tiempo, pero hay otras tantas que no debemos seguir guardando cuando su fecha de caducidad pase, así que no dudes en deshacerte de ellas. Después de todo, ¿a quién no le gusta un espacio bien arreglado?

Cómo ordenar tu alacena
Imagen recuperada de «giphy.com»

¿Cómo lograr una alacena limpia y organizada?

Te recomendamos que empieces por los siguientes productos que enlistamos a continuación:

Ingredientes para hornear

Para comenzar a tener tu alacena limpia, tal vez ni se te cruce por la cabeza la idea de desechar los alimentos no perecederos. Es cierto que algunos de ellos pueden durar por mucho tiempo, pero ninguno es eterno. Te recomendamos que, de vez en cuando, revises los siguientes ingredientes:

Harina: la clave para lograr que nuestra harina dure mucho tiempo es controlar la humedad. Por consiguiente, es importante mantener un ambiente relativamente estable dentro de la despensa.

Polvo para hornear: es un producto que se puede hacer viejo sin notarlo, a diferencia del bicarbonato de sodio que puede durar hasta tres años. Lo óptimo es tirarlo una vez que hayan pasado seis meses o un año.

Aceite de cocina: es probable que dure un par años, siempre y cuando esté cerrado. Pero después de abrirlo, la fecha de caducidad es indiscutiblemente nula. Mejor, consúmelo lo más rápido posible, ya que puede perder sus propiedades en cuestión de unos cuantos meses.

Productos enlatados

Los enlatados llegan a ser muy duraderos y seguros. Esto no quiere decir que debas dejarlos de manera permanente en la despensa. El consejo habitual es que los alimentos de alta acidez (jitomates y frutas cítricas) los almacenes solamente año y medio, mientras que los alimentos de baja acidez (vegetales y frijoles), hasta por dos años.

comida enlatada
Imagen recuerada de «shuttertock.com»

Especias

Es importante que tengas en consideres reemplazar tus especias si ya van a cumplir un año contigo. No te hacen daño si las consumes después de dicho tiempo, pero sí van perdiendo su concentración de sabor e intensidad mucho más rápido de lo que te puedes imaginar. Algunos dicen 12 meses, otros que un par de años. Lo cierto es que mientras más frescas estén, podrás aprovecharlas al máximo para matizar el sabor de todas tus preparaciones culinarias.

Medicamentos

Ten cuidado dónde almacenas las medicinas; si las colocas en un lugar con humedad, pueden deteriorarse. Si decides guardarlas en tu alacena, podrías perderlas de vista y olvidar que las tienes ahí. Te sugerimos desechar todo tipo de fármacos que ya no utilices, así evitarás el riesgo de consumir los que ya no sirven. Sólo ten presente consultar la etiqueta para desecharlos correctamente (en caso de que esté disponible esta información) o averigua dónde puedes depositarlos con el propósito de evitar cualquier mal uso o contaminación.

Medicamentos caducados
Imagen recuperada de «shutterstock.com»

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos en EUA (FDA, por sus siglas en inglés), las medicinas caducadas pueden ser menos efectivas, o incluso riesgosas debido a una modificación en la composición médica o a una disminución en la potencia de su fórmula. Independientemente de dónde decidas guardarlas, mantenlas en un lugar alto donde no las puedan alcanzar los más pequeños de la casa.

A veces, organizar cierta área puede parecer muy abrumador, especialmente cuando todo está amontonado. Aunque no se puede negar que cuando lo logramos, sentimos una gran satisfacción. Con una alacena bien limpia y organizada ahorraremos tiempo en la cocina y dinero, pues sabremos exactamente qué es lo que tenemos y qué es lo que nos hace falta.

El secreto es que todo esté accesible y a la vista para prevenir que acumulemos productos caducados que ya ni siquiera recordábamos. Sé consciente del espacio que tienes y aprovéchalo al máximo.

Organización de cocina
Imagen recuperada de «giphy.com»

Te recomendamos leer: Mitos y verdades sobre los consejos de limpieza de mamá

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.