Los mejores trucos para cuidar tus muebles de madera

Cuidados para muebles de madera

Imagen recuperada «unsplash.com»

Los muebles de madera tienen la cualidad de resaltar en cualquier estilo de decoración. Si bien ahora existen muchos tipos de acabado para pintarlos en distintos tonos, su distintivo color natural le brinda un toque cálido a toda habitación.

Mueble de madera

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Sabemos que estos muebles no son precisamente baratos; es por eso, que si ya cuentas con ellos o estás pensando en adquirir uno, lo mejor es darles un cuidado constante y minucioso para que tu inversión valga la pena. Hacerlo no implica un gasto significativo, además, te permitirá conservarlos en buen estado por si quisieras venderlos en un futuro.

Conoce el tipo de madera

Hoy en día, la mayoría de los muebles que encuentras en las tiendas están barnizados, aunque puede que te cruces con uno de madera natural que quieras llevarte a casa.

Muebles con barniz

Si bien el barniz ofrece una protección permanente que te libera de trabajos de cuidado adicionales, los expertos recomiendan una limpieza diaria con un trapo suave seco o ligeramente húmedo.

Si no puedes hacerlo todos los días, no te preocupes, usar los productos adecuados te ayudará a mantener las superficies sin suciedad por más tiempo.

El agua, los solventes y los objetos pesados son los principales enemigos del barniz, ya que pueden dañarlo o incluso desvanecerlo. Hacer cosas tan simples como pintarte las uñas o colocar recipientes con líquidos sobre tu mueble podría tener consecuencias irreversibles.

Mueble barniz

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Muebles de madera natural

La madera sin protección artificial es más delicada y requiere más atención, pero con estos consejos te facilitarás el trabajo.

El primer paso es evitar la acumulación de polvo; para ello deberás limpiar la madera frecuentemente. Después, es importante darle una protección similar a la del barniz para prevenir la humedad y las manchas. No es suficiente con hacerlo una vez, asegúrate de repetir el procedimiento en varias ocasiones para crear una capa protectora cada vez más fuerte y que funcione mejor.

Tal vez te suene raro, pero la madera natural de cierta forma sigue “viva” por lo que debes nutrirla con ceras especializadas que evitarán grietas desagradables e imposibles de reparar.

Mueble de madera natural

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Factores en los que no habías pensado

No todos los muebles requieren ser tratados con el mismo esmero. Para hacer que los de madera duren mucho tiempo y siempre luzcan como recién salidos de la tienda, piensa en los siguientes casos para saber en realidad cuánto debes cuidarlos.

Uso

¿Tienes una mesa en la que haces prácticamente todo? Si es así, su superficie está expuesta a un mayor riesgo de maltrato, absorción de humedad, rayones, golpes, manchas y hasta quemaduras (quizá un día te gana el romanticismo y decides organizar una cena con tu pareja a la luz de las velas).

Madera usos

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Para prevenir que se dañe, realiza una limpieza constante y no dudes ni un segundo en utilizar líquidos para proteger maderas. No es un lujo, tampoco algo innecesario: es cuestión de sacarle a tus cosas el mayor provecho y hacer que perduren.  

¿Ahora entiendes por qué mamá era la más feliz cuando salía un nuevo producto para muebles?

Si eres de las personas que han destinado un librero para guardar valiosos tesoros como libros, DVDs y hasta figuras coleccionables de caricaturas, series o películas, puedes relajarte, pero no descuidarte. Quita el polvo por lo menos cada dos semanas y, una vez al mes, aplica productos para dar brillo.

Ubicación

El calor también puede afectar tus muebles, tengan barniz o no. Reflexiona sobre el tiempo que pasan expuestos a la luz del sol y los horarios en que esto sucede. A diferencia de la luz ligera de la mañana, los rayos penetrantes del mediodía harán que su brillo natural se pierda y se tornen opacos.

Si el tiempo de exposición es prolongado, considera seriamente reacomodarlos en un lugar con más sombra. De no ser posible, tendrás que cubrirlos más veces al mes con líquido o cera protectora.

Mantenlos alejados también de los calefactores, en una zona donde el calor que producen no les llegue directamente.

Calor en madera

Imagen recuperada de «istockphoto.com»

Tipo de habitación

La humedad suele tener mayor presencia en las cocinas y en los baños. Asegúrate de que los muebles que pongas en estos espacios sean específicos para ellos.

De igual forma, si detectas humedad en alguna de las paredes de tu casa, toma cartas en el asunto inmediatamente porque si entra en contacto directo con los muebles, puede generar moho y dejarlos prácticamente inservibles.

Visitas no deseadas

Ya hablamos sobre la importancia de mantener “nutrida” la madera para evitar que se agriete. Más allá de un elemento estético, esas pequeñas fisuras son el nido perfecto para las polillas.

Algunas especies de estos insectos disfrutan alimentarse de madera y tela. Les encanta la oscuridad, la humedad y los sitios pequeños, así como los libros llenos de polvo. Como son muy discretos, cuando menos te des cuenta, habrán infestado tus muebles y no quedará más remedio que deshacerte de ellos.

Mueble de madera con polillas

Imagen recuperada de «permagard.co.uk»

Si compras muebles de madera usados, asegúrate de que estén libres de esta plaga pues podrían contaminar los que ya tienes. Revísalos con detenimiento y no tengas miedo de preguntar cuál era su uso, el lugar que ocupaban dentro de la casa y si es que recibieron algún tratamiento para conservarlos en buen estado.

La realidad es que la madera es un material delicado, cuya estructura y acabado pueden dañarse fácilmente si no les das la atención que requieren, pero admitámoslo, su magnífico aspecto hace que valga la pena cualquier cuidado.

Cuidados para los muebles de madera

Imagen recuperada de «giphy.com»

Te recomendamos leer: Mitos y verdades sobre los consejos de limpieza de mamá

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.