Mitos y verdades sobre los consejos de limpieza de mamá

Consejos de limpieza

Imagen recuperada de «unsplash.com»

“Escucha a tu madre” es una frase que resuena en nuestro día a día, pero cuando se trata de consejos de limpieza, tal vez no sea un mantra que debamos seguir.

Y no es porque la mujer que nos trajo a este mundo no tenga razón, pero los tiempos cambian. De acuerdo con Linda Cobb, conocida en Estados Unidos como «La reina de la limpieza», estos cambios se reflejan también en las telas y superficies usadas en la actualidad.

En este artículo, Linda nos da su veredicto sobre los consejos maternos que aún puedes aplicar y cuáles es necesario modificar.

Mamá dice: “No uses agua para limpiar pisos de madera”.

Agua para limpieza de casa

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Realidad: el problema no es el agua, sino la cantidad que usas. Es decir, no apliques demasiada si no quieres manchar la madera. Comienza con una microfibra de buena calidad y exprime el exceso de agua; para limpiarla, puedes usar la lavadora con agua caliente. No te olvides de tener algunos repuestos adicionales a la mano.

Mamá dice: “El sol es el mejor blanqueador”.

Realidad: el sol es bueno para blanquear sábanas y toallas, pero la mayoría de las personas ya no cuelgan su ropa en exteriores. En lugar de eso, puedes agregar un blanqueador a la lavadora durante el ciclo de enjuague.

Mamá dice: “El bicarbonato de sodio absorbe los olores del refrigerador”.

Realidad: el bicarbonato de sodio es ideal para desodorizar espacios, incluido el refrigerador. También puedes probar con un filtro de aire. No sólo neutraliza olores, sino que hace que la comida sepa fresca por más tiempo.

Mamá dice: “Tira la esponja de cocina cada semana”.

Esponja de cocina Scrub Daddy para limpiar

Realidad: basta con cambiarla cada mes. “Compro 12 esponjas en enero y las enumero con plumón permanente como un recordatorio mensual utilizar una nueva”, menciona Linda. También aconseja remojar la esponja en agua y, sin exprimirla, meterla al microondas por un minuto para matar gérmenes y bacterias.

Mamá dice: “Usa cáscaras de limón para limpiar el triturador de basura”.

Realidad: el limón es un blanqueador y desinfectante natural, así que no sólo sirve para limpiar el triturador, sino para eliminar malos olores. Prueba también con cáscaras de otros cítricos para los mismos resultados.

Mamá dice: “Usa una goma de borrar para limpiar la gamuza”.

Realidad: desafortunadamente, este no es el mejor de los consejos de limpieza que te ha dado. La gamuza es un material fácil de ensuciar y en casa hay varios muebles de este tipo, como los asientos del comedor, los brazos del sofá, el respaldo de los sillones reclinables, entre otros.

Es mejor aplicar un poco de jabón de Castilla o jabón Dove a un paño de microfibra húmedo y frotar las áreas que quieras limpiar. Después, en lugar de enjuagar, simplemente pásale una microfibra seca.

Mamá dice: “Usa pasta de dientes para limpiar la joyería de plata”.

Pasta de dientes para limpieza

Imagen recuperada de «pixabay.com»

Realidad: la pasta de dientes blanca, no en gel, funciona muy bien para limpiar joyas pequeñas. Úsala para frotar las piezas, luego enjuágalas y finalmente púlelas con un paño suave y seco. También puedes utilizarla para quitar la grasa y las marcas de crayón de las paredes.

Mamá dice: “Después de bañarte, usa un jalador sobre las puertas de vidrio para prevenir que el jabón se adhiera”.

Realidad: tu mamá tiene toda la razón, pero Linda sugiere usar un jalador especial para regadera. Otro consejo profesional es limpiar el vidrio seco con una capa ligera de aceite de limón para evitar la acumulación de jabón.

Mamá dice: “Limpia los vidrios con periódico o filtros de papel para café”.

Realidad: los filtros de papel para café funcionan de maravilla, remueven la pelusa y pulen bien. Sin embargo, el periódico puede mancharte las manos de tinta y también ensuciar el marco de las ventanas.

Mamá dice: “Usa guantes de hule para limpiar”.

Realidad: de acuerdo con Cobb, este es, en definitiva, un gran consejo que sigue vigente. El agua caliente, los jabones y los detergentes resecan la piel y pueden estropear tus uñas.

Usar guantes impide que el agua caliente y los químicos maltraten el área de los antebrazos y las manos. Además, se pueden usar para otras tareas de limpieza como lavar el carro y fregar el piso.

Haciendo limpieza del hogar

Imagen recuperada de «giphy.com»

Ahora que ya conoces estos nuevos consejos de limpieza, súmalos a tu rutina junto con lo que sí funciona de lo que te ha enseñado tu querida madre. Después de todo, es una forma de honrar el conocimiento que ella te ha compartido desde siempre.

Traducido por Elizabeth Ceballos.

Te recomendamos leer: 4 Consejos para vivir en armonía con roomies

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.